Para conocer el mar, vienen a Puerto Escondido niños de Viguera

Pto. Escondido Oax.- Desde hace mas de 40 años, el inolvidable Sacerdore José Miguel Perez, fundó en Viguera, Valles Centrales de Oaxaca, La Ciudad de los Niños, cuya noble y generosa mision es albergar, alimentar y dar educacion a chiquities desde los dos años, hasta la adolecencia, esta titanica empresa no hubiera sido podible concretarla sin el desidido apoyo del Pueblo de Oaxaca, un cuerpo de voluntarios y parte de la iniciativa privada  que a traves de tantos años han contribuido con su esfuerzo para sacar mas de 4o generaciones de gentes de bien.

Antes de morir, el Padre José Miguel, logró abrir un albergue en Puerto Escondido pensando en atender y brindar  a los niños en situación de calle o de orfandad Amor, un techo y educacion,  este espacio está ubicado en la calle de tamarindos de la colonia Zicatela y durante esta semana están de vacaciones unos 40  chiquitines que esán disfrutando del mar y las calidas aguas del rio Colotepec.

El padre  José Baruch Soriano  heredero moral del trabajo benemérito del Padre José Miguel comenta que por la situación de pobreza que padece Oaxaca, hay cada vez mas niños abandonados , en situación de calle o provenientes de hogares conflictivos, por lo que se han tenido que crear otras casas de albergue en la ciudad de Oaxaca hecho, dijo, que nos hace multiplicar nuestros esfuerzos para poder mantener en condiciones muy precarias estos espacios, por lo que solicitamos del publico sus generosas contribuciones en alimentos, ropa, calzado y de recursos financieros, “para poder continuar esta misión que no es otra que la tender Cristianamente la mano niños que la vida ha tratado mal”

Si ustedes gustan contribuir a esta noble causa puedes comunicarse al tel

Un positivo ejemplo de como la noble iniciativa del padre José Miguel Perez ha rendido frutos, es la vida de trabajo y constancia de Don Alberto Carbajal, conocido empresario y propietario de la negociación Grupo Cero Costa quien fue de los primeros niños impulsados por el Padre José Miguel, quien antes de crear la Ciudad de los niños en Viguera, anduvo transumante en los templos donde ejercía el Sacerdocio,  como el templo del Patrocinio, Consolación la Merced y otros y en ellos Don Beto Carvajal funjia como monaguillo y Sacristán mientras concluia sus IMG_20180404_162832estudios de Secundaría.

El señor Carvajal continúa apoyando a su Alma Mater  de una manera callada y comenta que ” Si no hubiera sido por el Padre Jose Miguel Perez, no hubiera yo podido salir adelante y tal vez hubiera terminado en el mundo de la calle”IMG_20180403_160213IMG_20180403_180659

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*